Tiroteo en una sala de baile cerca de Los Ángeles deja al menos diez muertos

Al menos diez personas han muerto y otras diez han resultado heridas en el tiroteo que se produjo esta madrugada en un estudio de baile de Monterey Park, a unos 13 kilómetros al este de Los Ángeles. Al menos otras diez personas fueron trasladadas a hospitales cercanos y sus condiciones van desde estable a crítica.

Según el balance ofrecido por el capitán Andrew Meyer, de la policía de Los Ángeles, el tiroteo se produjo sobre las 22.22 hora local del sábado y fue realizado por un hombre que aún no ha sido detenido.

La policía tampoco conoce el motivo y ni tiene descripción alguna del sospechoso.

“Cuando los oficiales llegaron al lugar, vieron que había muchas personas saliendo de allí y gritando. Los oficiales de policía entraron en la sala de baile y localizaron a las víctimas», dijo Meyer, citado por el diario “Los Angeles Times”.

Los sucesos se produjeron en una zona donde horas antes miles de personas habían celebrado la entrada del Año Nuevo chino.

En esa comunidad, donde según datos oficiales un 65.5% de los residentes son de origen asiático, se habían reunido horas antes miles de personas para celebrar el Año Nuevo Chino. El festival estaba previsto que continuara este domingo, pero fue anulado.

Meyer dijo que aún era demasiado pronto para saber si el tiroteo fue un crimen de odio, pero que se analizará el suceso «desde todos los ángulos».

También comentó que se estaba tratando de determinar si este tiroteo estaba relacionado con un incidente ocurrido horas antes en el vecino suburbio de Alhambra, al norte de Monterey Park.

El dueño de un restaurante de la zona donde se produjo el tiroteo dijo a Los Angeles Times que tres personas entraron corriendo a su establecimiento y le pidieron que cerrara la puerta con llave porque en la calle había un hombre con una pistola semiautomática.

Según este testigo, las personas que entraron en su local dijeron que el tirador tenía varias rondas de municiones y que una vez que se le acabaron recargó la pistola.

Otro testigo citado por el periódico afirmó que escuchó «cuatro o cinco disparos» y que luego oyó las sirenas de la policía.

El presidente Joe Biden solicitó «apoyo total» de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) para cazar al autor del enésimo tiroteo en EU.

La portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, indicó este domingo en Twitter que el mandatario fue informado sobre la situación por la asesora de Seguridad Nacional y le pidió que se asegure de que el FBI ofrece toda la ayuda necesaria.