‘Succession’, ‘Ted Lasso’ y ‘The White Lotus’, las grandes triunfadoras de los Emmy

“Esta noche celebramos los cientos y cientos de series que se producen cada año y le damos premios a cinco de ellas”, dijo Kenan Thompson, conocido por formar parte desde 2003 del elenco fijo de uno de los emblemas de la televisión estadounidense, Saturday Night Live, en el discurso de bienvenida como presentador de la edición 74 de los Premios Emmy a lo mejor de la pantalla chica en el año.

En ese discurso, que llegó luego del número musical que fue un popurrí homenaje a la música de cabecera de las series como Friends, The Brady Brunch (con la presencia del elenco original entre los invitados), La Ley y el orden, Stranger Things y Juego de tronos, también hubo chistes referentes a la edad de las novias de Leonardo DiCaprio, en este caso, diciendo que Zendaya, con 26 años, ya ha superado la edad límite.

HBO volvió a ganar el premio a la Mejor Serie de Drama gracias a Succession, sin embargo esta vez solo se llevó tres galardones: El principal a la Mejor Serie del año, el de Mejor Guion de un Episodio Dramático para Jesse Armstrong y el de Mejor Actor de Reparto para Matthew Macfadyen.

Durante el discurso de aceptación, Armstrong no pudo evitar darle un espacio cómico a la nueva monarquía británica al tener “un poco más de votación involucrada en nuestra victoria que en la del Príncipe Carlos”.

Por su parte Macfadyen dijo: “Estoy profundamente halagado y emocionado hasta los pedazos. Debo decir que realmente es un gran placer interpretar este regalo de locos de un papel en este maravilloso espectáculo. Mi admiración y mi gratitud para (el creador) Jesse Armstrong y su notable equipo de redacción. Son realmente asombrosos, simplemente son”, expresó.

La sorpresa de la noche la dio El juego del calamar que se llevó dos premios incluido el de Mejor Actor para Lee Jung-jae (cuando las quinielas estaban a favor de Bob Odenkirk de Better call Saul) y el de Mejor Dirección de un Episodio Dramático para Hwang Dong-hyuk, por el capítulo “Red light, green light”:

“La gente sigue diciéndome que hice historia, pero no creo que haya hecho historia por mí mismo”, dijo, dando crédito a todos los que hicieron que el programa fuera un éxito, lo que llevó a que se convirtiera en el primer programa en un idioma no inglés: “Realmente espero que El juego del calamar no sea la última serie de habla no inglesa aquí en los Emmy. Y también espero que este tampoco sea mi último Emmy”, dijo el cineasta.

Por su parte el actor agradeció al creador del programa, Dong-hyuk, “por hacer que un problema realista al que todos nos enfrentamos cobre vida de manera tan creativa en la pantalla con un gran guión y efectos visuales increíbles”.

Consolidándose como uno de los grandes talentos del momento Zendaya se llevó el Emmy a la Mejor Actriz de Drama por su papel de Rue en Euphoria: “Gracias al increíble elenco y equipo de Euphoria , gracias por crear un espacio tan seguro para hacer este programa tan difícil. Los quiero mucho a todos”, dijo.

“Por último, solo quería decir que mi mayor deseo para Euphoria era que pudiera ayudar a curar a las personas”, agregó la actriz. “Solo quiero dar las gracias a todos los que han compartido su historia conmigo. Quiero que sepan que cualquiera que haya amado a Rue, o sienta que es una Rue. Quiero que sepa que estoy muy agradecido por sus historia”, añadió.

Por otro lado, Julia Garner se llevó el Emmy como Mejor Actriz de Reparto por su papel en Ozark, que le entregó el mexicano Gael García Bernal: “Quiero agradecer a Jason Bateman por arriesgarse conmigo y Laura Linney, has sido una luz que me guía. Me siento muy agradecida, muy agradecida, de estar aquí… y de interpretar a Ruth y de estar con artistas tan increíbles y hermosos. Los amo a todos”, dijo.

COMEDIA: TED LASSO SE ANOTA CUATRO PREMIOS

Ted Lasso, de Apple TV, volvió a repetir las glorias de la edición pasada y fue la gran ganadora del apartado cómico. Se ganó los galardones para Mejor Comedia, Mejor Dirección de un Episodio de Comedia (para MJ Delaney por “Cero bodas y un funeral”), Mejor Actor para Jason Sudeikis y Mejor Actor de Reparto para Brett Goldstein por su personaje de Roy Kent.

“Realmente voy a tratar de no maldecir”, dijo Goldstein mientras aceptaba el Emmy. Dedicó el premio a los creadores, compañeros de reparto y nominados, para luego romper esa promesa inicial: “La última vez que estuve aquí, me dijeron que no maldijera, y lo hice. Y lo siento”, dijo Goldstein, quien ganó su primer Emmy por el papel el año pasado. “Pero significó que la transmisión se redujo en el Reino Unido, por lo que mi familia nunca me escuchó decir esto. Así que, gracias por esta segunda oportunidad”. Luego nombró a sus padres, hermana y otros miembros de la familia: “Los fuking amo de verdad”

“Me senté en casa y vi programas de premiación. A mi mamá le encantan los programas de premiación. Siempre rompo las pelotas de las personas, se levantan y dicen: ‘No tuve oportunidad’. Realmente no lo hice”, dijo Sudeikis durante su discurso de aceptación. “Es un grupo increíble, me nominaron, así que no estoy demasiado preparado, pero tomé clases en Second City, así que lo haré”.

“Gracias a mis padres, Dan y Kathy, a quienes acabo de mencionar, uno de ellos. Gracias a nuestro increíble elenco. Es un placer poder trabajar con ustedes (…) Muchas gracias a las personas que miran el programa y disfrutan tanto como nosotros disfrutamos haciéndolo. Estoy realmente sorprendido y halagado”, añadió el actor.

Este año debutó con éxito Abbott elementary y logró llevarse algunos premios importantes. Sheryl Lee Ralph dio uno de los momentos para recordar en la velada, pues al ganar el premio a la Mejor Actriz de Reparto abrió su discurso de aceptación cantando “Endangered Species”, una canción de Dianne Reeves: “Soy una especie en peligro de extinción, pero no canto la canción de una víctima, soy una mujer, soy una artista y sé dónde pertenece mi voz”, cantó.

Después de animar a la multitud con una canción, Ralph los motivó con un discurso sobre la fe. “Para cualquiera que alguna vez, alguna vez, haya tenido un sueño y haya pensado que su sueño no se haría realidad, no se haría realidad. Estoy aquí para decirles que así es como se ve creer. Así es como se ve el esfuerzo. ¡Y nunca, nunca te rindas!”.

Posteriormente, Quinta Brunson, creadora y protagonista de la serie se llevó el Emmy al Mejor Guion de un Episodio de Comedia por “Piloto”.

El último gran premio de este apartado fue para Jean Smart como Mejor Actriz de Comedia por su trabajo en Hacks: “Estoy muy impresionado con nuestros escritores que no solo igualaron la temporada 1 sino que la superaron y, como todos sabemos, la temporada 2 de un programa es una especie de prueba de fuego”, dijo y concluyó con una historia rápida: “No me di cuenta de la amplitud del atractivo de nuestro programa”, concluyó.

MINISERIE: THE WHITE LOTUS LA GRAN TRIUNFADORA

La gran protagonista de la noche fue The White Lotus, una sátira sobre el clasismo y racismo que produjo HBO, en la que seguimos las hazañas de varios empleados e invitados en un exclusivo resort hawaiano en el transcurso de una semana altamente transformadora. A medida que surgen dinámicas más oscuras con cada día que pasa, esta mordaz serie de solo seis episodios revela gradualmente las complejas verdades de los viajeros aparentemente perfectos, los alegres empleados del hotel y el lugar idílico en sí.

El primero de los premios para la miniserie se lo llevó Murray Bartlett como Mejor Actor de Reparto por The White Lotus: “Solo quiero agradecer a mi madre todo el camino a casa en Australia por darme la base más maravillosa de amor incondicional. E inspirándome a creer que todos podemos hacer eso por los demás. Entonces, gracias, mamá”, dijo el actor en su discurso.

Uno de los momentos de la noche se dio cuando Jennifer Coolidge se llevó el premio a Mejor Actriz de Reparto: “Tomé un baño de lavanda esta noche justo antes del espectáculo, y me hizo hincharme dentro de mi vestido, me cuesta hablar”, dijo Coolidge, sin embargo la música empezó a sonar para presionar que se le acabó el tiempo de su discurso: “Espera, esto es algo único en la vida”, luego comenzó a bailar mientras sonaba una melodía más animada, lo que provocó risas y gritos de la audiencia.

Lo que auguraba el gran triunfo fueron los dos premios que se llevó el creador de la serie Mike White, a Mejor Guion y Dirección de una Miniserie (uno de ellos entregado por Diego Luna). Finalmente, la mención a la Mejor Miniserie se dio sumando cinco premios en total:

“Solo quería decir que estaba en Survivor , y en Survivor la forma de permanecer en el juego es reducir el nivel de amenaza”, señaló White en uno de sus discursos. “Ahora, siento que he elevado mi nivel de amenaza y es como si solo quisiera permanecer en el juego. Los premios son geniales. Me encanta escribir. Me encanta hacer lo que hago. Como, no vengas por mí. ¡No me voten fuera de la isla, por favor!”, añadió.

Otros ganadores en este apartado fue Michael Keaton con el premio al Mejor Actor en una Miniserie o Película para la televisión por su trabajo en Dopesick el cual recibió con un emotivo discurso: “Mis padres no eran precisamente mecenas de las artes. Francamente, no éramos mecenas de nada. Pero quiero agradecerles. Solo quiero agradecer a todas esas personas de mi familia por nunca hacerme sentir tonto, porque yo mismo lo hice varias veces. Eso es lo que pasa con sentirse tonto y hacer el ridículo y cometer errores, hay un gran poder y mérito en eso. Me alegro de haber hecho el ridículo una y otra vez”.

Keaton también mencionó a sus “escépticos” a lo largo del tiempo y dijo: “A lo largo de los años, todos hemos pasado por muchos momentos difíciles. He tenido algunos escépticos. ¿Sabes que? Está bien. Pero también tuve a esas personas durante todos estos años cuando los tiempos eran difíciles que eran los verdaderos creyentes”, enfatizó.

En el apartado femenino el premio a la Mejor Actriz en una Miniserie fue para Amanda Seyfried por The Dropout: “Este es un sentimiento realmente agradable”, dijo al borde de las lágrimas. Luego, durante su discurso, agradeció al elenco y al equipo y reveló que el trabajo que hizo fue “realmente difícil, pero fue el mejor momento de mi vida”.

OTROS PREMIOS DIGNOS DE RECORDAR

Además de las categorías principales también hubo otras categorías tradicionales que tuvieron sus momentos. Primero vale la pena mencionar el Emmy para Saturday Night Live a Mejor Programa de Variedades (el quinto consecutivo) o el Mejor Talk-Show para Last Week Tonight with John Oliver, que se lo lleva por séptimo año consecutivo: “Sabemos lo afortunados que somos de poder hacer exactamente el espectáculo que queremos, exactamente de la manera en que queremos hacerlo”, dijo Oliver desde el escenario.

Una que se robó cámara fue la cantante Lizzo a Mejor Programa de Competencia por Watch Out for the Big Grrrls: “El trofeo es lindo, pero mis emociones son para la gente en este escenario”, dijo en su emotivo discurso de aceptación. “Cuando era chica soñaba en ver a alguien como yo en la televisión, alguien gorda como yo, alguien negra como yo, alguien hermosa como yo (…) No ves a esa persona, pero me decía a mí misma, perra, tienes que ser tú”, dijo en medio de la ovación.

Por su parte, Jerrod Carmichael ganó el premio al Guión por un Especial de Variedades por Rothaniel, y luego anunció de inmediato que se iría a casa “porque no puedo superar esto en este momento”. “Hice algo que fue de gran importancia personal para mí, y esto definitivamente contribuye a su significado”, añadió en su discurso.

Finalmente, Sarah Paulson y Shonda Rhimes le entregaron el premio honorífico a Geena Davies el Governors Award, premio honorífico anual que entrega la academia, se le ha concedido por la labor del Institute on Gender in Media, la organización que fundó en 2004 que promueve e investiga la representación de género en los medios de comunicación y aboga por la igualdad de representación de las mujeres.

El In Memoriam corrió a cargo de John Legend, lo abrieron con Betty White, una de las grandes comediantes de Estados Unidos, y lo cerraron con Sidney Poitier, el primer actor negro en ganar un Oscar. En el medio hubo artistas como Anne Heche y Ray Liotta, entre otros.