La obesidad está relacionada con más de 195 comorbilidades

La importancia que se le ha dado en los años recientes al tema de control y pérdida de sobrepeso en las personas, tiene mucho que ver mucho con el hecho de que la obesidad es una enfermedad crónica, además, es de tratamiento complejo, multifactorial y en consecuencia difícil de tratar, con el enorme reto de que es un tema que va más allá de lo estético.

En entrevista con Crónica, el doctor Claudio Fiorentini, médico especialista en investigación clínica, puntualizó que “la obesidad está relacionada con muchas complicaciones. Diversos estudios internacionales señalan que la obesidad está relacionada con más de 195 co-morbilidades, las cuales están relacionadas con todas las especialidades médicas que existen”.

De ese tamaño es la complejidad e importancia que se le debe dar a la obesidad para brindar un adecuado tratamiento a estos pacientes y ayudarlos a alcanzar su objetivo de la pérdida de peso y posterior control y dejar de lado la discriminación y estigmatización que en nuestros días sufren estas personas.

Claudio Fiorentini, quien en la actualidad se desempeña como gerente médico de obesidad del laboratorio farmacéutico Novo Nordisk, subrayó la importante necesidad de comenzar a fortalecer acciones que ayuden a las personas que viven con obesidad y sobrepeso, debido a que con base en la última Encuesta Nacional de Salud y Nutrición del 2018 “se observa que 75.2 por ciento de la población adulta mexicana tiene algún problema con el peso con sobrepeso u obesidad”, lo cual comienza a convertirse en un problema de salud pública.

Recordó que las enfermedades relacionadas con la obesidad y el sobrepeso son: la cardiovascular y todo lo relacionado al infarto al miocardio, eventos cerebrovasculares, hipertensión arterial, alteraciones en los lípidos es decir, todo lo que tiene que ver con los colesteroles y triglicéridos, además, “debemos recordar que los pacientes con obesidad generalmente mueren de eventos cardiovasculares”.

Todo esto, además de complicaciones metabólicas ocasionadas por la obesidad como: diabetes o alteraciones en el hígado, así como la pérdida de años de vida, todo esto deja ver, reiteró que la pérdida de peso, no es sólo un tema de estética, sino de salud.

Mencionó que con motivo del confinamiento se ha encontrado que muchas personas ganaron entre 4 y hasta 8 kilos de más, aunado al hecho de que muchos hospitales debieron cerrar sus puertas a las consultas, los pacientes dejaron de ir a sus citas de control, de seguimiento, lo cual se convirtió en otro factor de riesgo.

Respecto al tema de las dietas o regímenes alimenticios especiales el doctor Fiorentini puntualizó que se debe de tener claro en todo momento que “una vida saludable no significa llevar una alimentación más cara, eso no debe ser así-, ya que la mejor dieta o régimen alimenticio que las personas puedan tener es la que se puede llevar, es decir, en la que no tengan que gastar tanto dinero, sino que puede estar bien balanceada con más granos o más verduras y vigilar en todo momento el tema de las porciones lo cual es muy importante”, recomendó.

La persona que vive con obesidad, no está así por gusto, porque quiere estar gorda, esa es una idea errónea que se debe desechar y tomar en cuenta que esta problemática es multifactorial y requiere de mucho más que una dieta y echarle ganas, ya que muchas veces es un tema relacionado hasta con situaciones emocionales, o del organismo que impiden a las personas bajar de peso de manera adecuada.

El doctor Fiorentini enfatizó que cuando el cuerpo comienza a registrar pérdida de peso inicia una serie de cambios hormonales “que llevan a la persona a tener más hambre y entonces es cuando cuesta más trabajo adherirse al tratamiento y cuando no se logra este apego es lo que conocemos como el famoso efecto rebote”, ya que prácticamente el organismo, por naturaleza tiende a defenderse de esa pérdida de peso.

En este proceso de pérdida de peso y el ajuste del organismo puede durar varios meses o incluso hasta un promedio de 5 años para que el organismo se adapte por completo a estos cambios, por lo que estos pacientes deben tener una red de apoyo familiar y de amigos, así como profesionales de la salud como: nutriólogo, dietista, cardiólogo, médico general para ayudar al paciente a alcanzar su objetivo y perder peso de manera natural y segura.

Compartir esta información desde los siguientes enlaces:

También te podría gustar...