Trump reforzará el control de la frontera sur con 800 soldados más

El departamento de Defensa de Estados Unidos enviará en las próximas horas  a 800 soldados de la Guardia Nacional a ayudar en labores de seguridad fronteriza, siguiendo la opción que defendió la semana pasada el presidente Donald Trump cuando amenazó con cerrar la frontera militarmente.

Medios estadunidense, como la cadena CNN, adelantaron ayer la noticia, citando fuentes del Pentágono. Según su versión, el secretario James Mattis pensaba firmar inmediatamente la orden, pero ayer, al cierre de la edición, no existían todavía reportes de que el envío de soldados ya estuviera aprobado formalmente.

Las nuevas tropas se sumarían a los 2 mil 100 soldados de la Guardia Nacional que ya brindan apoyo a las autoridades policiales y civiles en la frontera con México, sobre todo en Texas, después de que el ejecutivo aprobara su envío entre abril y agosto pasados.

El objetivo de la nueva remesa de militares sería, según indicó ‘The Washington Post’, reforzar la seguridad para impedir la entrada en Estados Unidos de la caravana de migrantes hondureños, que actualmente está repartida entre el sur de México y Guatemala, en su camino hacia el norte.

La caravana cuenta actualmente con unas 7 mil personas, de las cuales, alrededor de 2 mil 400 serían menores de edad, según los organizadores de los convoyes.

El primer envío de la Guardia Nacional a la frontera sur, en abril pasado, ya respondió a otra caravana de migrantes, aunque de menores dimensiones, cuando esta partió del sur de México.

FUNCIONES LIMITADAS. Sin embargo, es importante destacar que los soldados, por ley, tienen muy restringida su interacción con la vida civil, y no pueden de ninguna manera participar en las tareas de la Patrulla Fronteriza o el Servicio de Migración y Aduanas. Es decir, no pueden por ejemplo, arrestar a migrantes que entren ilegalmente en EU.

De hecho, cuando Mattis aprobó el primer despliegue de militares de la reserva, que constituyen la Guardia Nacional, el secretario de Defensa ya explicó claramente que los soldados no se implicarían en tareas policiales, sino que se limitarían a tareas de vigilancia y apoyo logístico, desde vuelos de reconocimiento hasta reparar vehículos.

“¡REGRESEN A SU PAÍS!” Entre tanto, el presidente Donald Trump instó ayer a la caravana de migrantes a desistir de su intento de alcanzar Estados Unidos. “A aquellos en la Caravana, den la vuelta, no vamos a dejar que entren personas ilegalmente en EU”, insistió Trump en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter.

“¡Vuelvan a su País y si quieren, soliciten la ciudadanía como otros millones están haciendo!”, agregó el presidente en su red social favorita.

Compartir esta información desde los siguientes enlaces:

También te podría gustar...