Se reúne G7 por Ómicron; México descarta cierres


Reino Unido convocó para hoy a una reunión urgente de ministros de Sanidad del Grupo de los Siete (G7, economías más desarrolladas), para abordar la evolución de la variante Ómicron del COVID-19, informó el ministerio británico del ramo.

El Grupo de los Siete está formado por el Reino Unido, Estados Unidos, Canadá, Francia, Alemania, Italia y Japón, además de la Unión Europea como invitada.

La variante Ómicron, que llevó a muchos países a suspender los vuelos con África austral, donde se identificó inicialmente, preocupa a la Organización Mundial de la Salud (OMS) por la treintena de mutaciones que presenta y su aparente mayor transmisibilidad y riesgo de reinfección.

El Reino Unido dijo que detectó hasta ahora tres contagios por este tipo; Canadá también confirmó los primeros dos casos.

El Gobierno británico anunció la reintroducción de mascarillas en espacios cerrados, test PCR al regresar del extranjero y solicitó acelerar la dosis de refuerzo de la vacuna.

Sin embargo, en México, el subsecretario de Salud Hugo López-Gatell minimizó la situación y dijo que “la información difundida sobre los riesgos de la nueva variante es desproporcionada”.

Reconoció que algunos datos sugieren que Ómicron “tiene mayor transmisibilidad que las previas”, pero descartó cierres en la frontera o de viajes en México porque aseguró que “son medidas poco útiles; afectan la economía y el bienestar de los pueblos”.

No hay indicios todavía de que la nueva variante Ómicron del coronavirus provoque más casos graves de COVID-19 o con síntomas diferentes a los de cepas anteriores, destacó un grupo de expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que estudia esta última evolución del SARS-CoV-2.

Aunque la tasa de hospitalizaciones por COVID-19 ha aumentado en los últimos días en Sudáfrica, el país donde se detectó primero la variante, “ello podría ser resultado de un aumento general de los infectados, y no sólo de contagios específicos con la variante ómicron”, señalaron los expertos en un comunicado.

Por otro lado, muchas de las primeras infecciones por Ómicron reportadas son de estudiantes universitarios, “jóvenes que tienden a sufrir formas más moderadas de la enfermedad”, destacaron los miembros del Grupo Asesor de Expertos en la Evolución de Virus de la OMS.

El grupo de estudio insistió en que “comprender el nivel de gravedad de la variante ómicron podrá tardar varios días o semanas”.

Los expertos añadieron que la variante parece aumentar el riesgo de reinfección (la posibilidad de que una persona que ya ha tenido previamente COVID-19 vuelva a contraer la enfermedad), pero que “todavía no está más claro si es más contagiosa” en otros casos.

Sobre la respuesta de los tratamientos anticovid, los científicos señalaron que los corticoesteroides y los antagonistas de interleucina-6 (IL6) parecen seguir siendo eficaces en pacientes graves, mientras que no hay conclusiones todavía sobre la respuesta de las vacunas existentes a la variante Ómicron.

La Ómicron, cuyos primeros casos se detectaron hace dos semanas y que preocupa por las más de 30 mutaciones que se han identificado, fue considerada “variante de preocupación” por el grupo de expertos de la OMS este viernes, lo que obliga a un seguimiento especial por parte de laboratorios de todo el mundo.

Compartir esta información desde los siguientes enlaces:

También te podría gustar...