Matanza en Gaza, entre ellos 9 niños, en represalia israelí por lanzamiento de cohetes

Al menos veinte palestinos, entre ellos nueve niños, murieron este lunes en Gaza y 65 resultaron heridos en plena escalada de violencia con Israel, que comenzó con enfrentamientos entre la policía israelí y palestinos en el sector ocupado de Jerusalén, continuó con disparos desde cohetes en dirección a la ciudad, y el posterior bombardeo de cazas israelíes en la Ciudad de Gaza y otros núcleos de población de la Franja.

Tras semanas de disturbios en Jerusalén, que comenzó por una orden de desalojo de palestinos de sus viviendas en la zona ocupada, para que la ocupen colonos judíos, la tensión estalló con toda su intensidad en la mañana de este lunes, cuando la Policía israelí irrumpió en la Explanada de las Mezquitas -tercer lugar sagrado del islam, después de La Meca y Median- a la hora del rezo.

Las escaramuzas en la Puerta de Damasco, una de las principales entradas en la ciudad amurallada, comenzaron también desde la mañana cuando decenas de palestinos se congregaron para impedir el paso de una marcha ultranacionalista judía por Jerusalén Este ocupado.

El resultado, más de 300 palestinos heridos, cinco de ellos de gravedad, y escenas que recuerda a la sangrienta Segunda Intifada (2000-2005).

Cohetes desde Gaza.

Casi en paralelo, las brigadas Ezdin al Qasam, el brazo armado de Hamás, lanzaron un ultimátum a Israel para que retirara a los agentes policiales de la Explanada y del barrio jerosolimitano de Seij Yarrah, también con protestas diarias, y liberara a los detenidos en los disturbios de estos días.

Poco después de alcanzarse el plazo límite de la amenaza, pasado el mediodía, sonaron las alarmas antiaéreas en Jerusalén, algo que no sucedía desde 2014.

El brazo armado de Hamás disparó siete proyectiles, seis de ellos dirigidos a Jerusalén, de los cuales uno fue interceptado, otro cayó en una casa a las afueras de la ciudad y el resto en áreas despobladas. Las explosiones se escucharon en toda la ciudad. Esta era la “línea roja” que el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, advirtió que no se podía cruzar.

Bombardeos sobre Gaza.

Los bombardeos sobre objetivos de Hamas en Gaza y luego sobre zonas muy pobladas, incluida la capital de la Franja, comenzaron al atardecer e iluminaron la noche gazatí. Sobre el terreno un drama ya visto demasiadas veces: palestinos llorando a sus hijos muertos.

El primer balance recoge una veintena de fallecidos, entre ellos nueve niños. El Ministerio de Sanidad del enclave confirmó la muerte de 20 personas e informó que la cifra de heridos llegó a 65.

«Tenemos la capacidad, la autoridad y la intención de dar un fuerte golpe a Hamás», aseguró un portavoz del Ejército israelí en respuesta a los disparos de este lunes, y avisando que prevé que «la escalada dure un tiempo prolongado».

Fuera de la zona de combate, manifestaciones de musulmanes en Estambul (Turquía), Beirut (Líbano) y Rabat (Marruecos), que se repetirán con toda probabilidad en otros lugares del planeta, aunque probablemente estará prohibidas en países árabes que recientemente reconocieron al estado de Israel, como Emiratos Árabes Unidos y Bahréin.

Biden condena… a Hamas.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, consideró que el lanzamiento de cohetes desde la franja de Gaza sobre Jerusalén es una «escalada inaceptable» y volvió a llamar a la «calma» a israelíes y palestinos.

«EU condena en los términos más enérgicos el aluvión de ataques con cohetes, disparados contra Israel en las últimas horas. Esta es una escalada inaceptable», afirmó en una rueda de prensa el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, sin hacer mención a los bombardeos sobre Gaza.

Compartir esta información desde los siguientes enlaces:

También te podría gustar...