En los Emmy “The Crown” arrasa; “Ted Lasso” cumple y “Gambito de Dama” sorprende

La edición número 73 de los premios Emmy, que se otorgan a lo mejor de las producciones televisivas y formatos de serie que llegan a plataformas streaming, contrastó con la del año pasado al tener un teatro lleno de invitados y no solo una celebración virtual, como estuvieron obligados debido a la pandemia.

Cedric the Entertainer fue el encargado de conducir la edición apareciendo desde una sala de estar, vestido con bata negra y viendo la ceremonia por la TV, haciendo alusión a lo sucedido con el confinamiento para después aparecer en el escenario con un número musical donde a ritmo de rap y con invitados especiales como LL Cool J o Rita Wilson, pusieron a bailar a la audiencia celebrando la existencia de la televisión y sus shows.

Así, con este sentimiento de buen humor que se extrañaba en las ceremonias de premiación, Seth Rogen apareció para presentar el primer premio de la noche, no sin antes bromear un poco al respecto. “Hay mucha gente en este lugar tan pequeño. Dijeron que esta ceremonia sería al aire libre, creo que nos engañaron a todos”, comentó el comediante, provocando las carcajadas del auditorio presente en el Microsoft Theater de Los Ángeles.

La noche abrió con los dos primeros premios para Serie de Comedia, categoría donde se comenzó a consolidar la gran favorita de la noche Ted Lasso, el show de Apple TV, coronando a Hannah Waddingham y a Brett Goldstein por sus papeles de reparto, este último quien hizo alusión al malhablado papel que interpreta. “Me dijeron que no podía decir malas palabras así que este discurso será muy pinche corto”, dijo.

La premiación continuó con otros dos premios, esta vez para Mejor Actriz y Actor de Reparto en Serie Limitada, en los que la miniserie de HBO, Mare Of Easttown, se llevó los dos galardones en manos de Julianne Nicholson y Evan Peters, quienes se vieron un tanto sorprendidos por la victoria y que parecían marcar una tendencia a que el show se llevaría más premios.

Una de las grandes nominadas de la noche fue The Crown de Netflix, que con sus 24 nominaciones en la categoría de Serie de Drama, parecía ser la gran favorita, un adjetivo que hizo válido durante la noche al arrasar con todos los premios importantes, llevándose los galardones por de Guion para Peter Morgan; Dirección para Jessica Hobbs; Actriz y Actor de Reparto para Gillian Anderson y Tobias Menzies respectivamente; Actriz y Actor principal con Olivia Colman y Josh O’Connor y, finalmente, Mejor Serie Dramática, confirmando que la Corona sigue siendo una interesante producción.

Uno de los momentos más memorables de la 73 edición de los Emmys fue cuando apareció el cast completo de la serie cómica Schitt’s Creek para presentar los premios a Mejor Dirección y Guion de una Serie de Comedia, en donde el show de HBO Max, Hacks, hizo acto de presencia y le puso la competencia difícil a Ted Lasso cuando también se llevó el galardón a Mejor Actriz en el mismo rubro para Jean Smart. Pero la serie de Apple TV contraatacó con Jason Sudeikis obteniendo el Emmy por la serie que él produce y coescribe y que, ya en los últimos minutos de la velada, se alzó con el reconocimiento a la Mejor Serie de Comedia, para obtener un total de cuatro galardones.

También en la categoría de Mejor Serie Limitada hubo interesantes sorpresas ya que Gambito de Dama se llevó su primer galardón con Mejor Dirección con Scott Frank que agradeció a Anya Taylor Joy por su desempeño, mientras que Michaela Coel recibió una gran ovación por parte del público presente cuando leyeron su nombre como merecida ganadora de Mejor Guion por I May Destroy You, de HBO, lo que puso en aprietos la buena racha de Mare of Easttown que finalmente sólo se llevaría tres premios, incluyendo a Kate Winslet como Mejor Actriz, mientras que la producción de Ryan Murphy, Halston, se llevó a casa el premio a Mejor Actor gracias a Ewan McGregor.

Pero la gran sorpresa para muchos fue sin duda que la Mejor Serie Limitada se la llevara Netflix con Gambito de Dama, ya que en la noche estelar sólo se había llevado un premio más, pero le bastó para coronarse con el galardón en esta edición de los Emmy.

En una noche donde se sintió la alegría del público y los nominados por estar de nuevo presentes celebrando lo mejor de la televisión, las risas no faltaron, destacando el sketch de Cedric The Entertainer como una especie de guía para actores veteranos que nunca han ganado el codiciado premio Emmy en el que vimos a Scott Bakula de Viajeros en el Tiempo; Jason Alexander de la serie cómica Seinfeld; Zoey Deschanel y Allison Hannigan y hasta Fred Savage, el adorable niño de Los Años Maravillosos en esta terapia de grupo.

Dejando un poco de lado las cuestiones políticas, la noche de los Emmy fluyó de buena forma con algunos discursos más largos que de costumbre y otros más sinceros y emotivos. Pero fue el comentario de Frank Scherma, CEO de la Academia de Televisión antes de entregar el premio Governor’s Ball a Debbie Allen el que más resonó en la velada:

“Es grandioso ver que la televisión y las series que vemos actualmente se vuelvan un reflejo de la sociedad en la que vivimos y que por fin estas historias sean oídas. El contenido del presente es una representación de lo que somos y se ha abierto paso a contar historias de diferentes ópticas, ya sean afroamericanas, asiáticas o de la comunidad LGBTIQ. La televisión seguirá uniéndonos, como lo ha hecho este año, abrazando nuestras similitudes y aceptando nuestras diferencias”, declaró.

Otros ganadores de esta ceremonia que sobrepasó las tres horas de duración fueron el show Last Week Tonight with John Oliver en Mejor Guion y Programa en Serie de Variedad. El Mejor Programa de Competición se lo llevó Ru Paul’s Drag Race, mientras que Saturday Night Live y Hamilton se llevaron el Mejor Programa de Sketches en Televisión y el Mejor Programa de Variedad Pregrabado, respectivamente.

Compartir esta información desde los siguientes enlaces:

También te podría gustar...