En el mes de la lucha contra el cáncer de mama, hay que conocer algunos datos

Entre los 5 tipos de cáncer más comunes de cáncer está el cáncer de mama, y que en México este ocupa el primer lugar de prevalencia entre la población femenina.

La Dra. Marimar Guerra especialista en medicina genómica en México y fundadora de Medae, la primera clínica de Medicina genómica y envejecimiento nos comparte la importancia de la detección oportuna de esta enfermedad y expone la relación estrecha que existe entre la medicina genómica y el posible desarrollo de la misma.

Así mismo nos comparte algunos datos que es importante conocer. El cáncer de mama es el tipo de cáncer más frecuente en las mujeres (excluido el cáncer de piel).

Alrededor del 6 % de las mujeres tienen cáncer de mama metastásico cuando este se les diagnostica por primera vez.

El cáncer de mama es la segunda causa más frecuente de muerte por cáncer en las mujeres.

Según el Instituto Nacional del Cáncer, una mujer tiene una probabilidad de uno en ocho de ser diagnosticada con cáncer de mama en su vida.

La mayoría de las mujeres (alrededor de ocho de cada 10) que tienen cáncer de mama no tienen antecedentes familiares de la enfermedad.

Aproximadamente 1,7 millones de casos de cáncer de mama se diagnostican en todo el mundo cada año. Alrededor del 75% se encuentran en mujeres mayores de 50 años.

El mama izquierdo es estadísticamente más propenso a desarrollar cáncer que el mama derecho. Los científicos no están seguros de por qué.

El tipo más común de cáncer de mama (70%) se origina en los conductos mamarios y se conoce como carcinoma ductal.

Las mujeres con mamas densas (más tejido glandular y fibroso y menos tejido graso) en las mamografías tienen un riesgo de cáncer de mama que es aproximadamente 1.5 a 2 veces mayor que las mujeres con densidad mamaria promedio.

Las mujeres que han tenido más ciclos menstruales porque comenzaron a menstruar temprano (especialmente antes de los 12 años) o pasaron por la menopausia más tarde (después de los 55 años) tienen un riesgo ligeramente mayor de cáncer de mama, probablemente debido a una exposición prolongada a las hormonas estrógeno. y progesterona.

Las investigaciones sugieren que la lactancia materna durante un año o más reduce ligeramente el riesgo general de cáncer de mama, aproximadamente una reducción del 4.3 por ciento por cada 12 meses de lactancia materna.

Cuando el cáncer de mama se disemina más allá de la mama, se dice que es “metastásico”. Los lugares más comunes donde se propaga el cáncer de mama son los huesos, el hígado y los pulmones.

Actualmente, aproximadamente 1 de cada 3,000 mujeres embarazadas o lactantes desarrollará cáncer de mama.

Las mujeres a menudo detectan el cáncer de mama por sí mismas, así que no subestimes la importancia de un autoexamen de mama mensual. Al familiarizarse con el tejido y la apariencia de sus mamas, es más probable que note cambios si ocurren.

Síntomas y signos de cáncer de mama:

Tumor. palpable de consistencia dura, no doloroso y bordes irregulares (bolita en el seno)

Ulceración de la piel o descamación en el pezón

Edema de la piel (piel de naranja)

Retracción cutánea

Sangrado o líquido en el pezón

Importante es saber que no todos los bultos que se encuentran en el mama son cancerosos, pero pueden ser una afección (enfermedad) fibroquística del mama,que es benigna.

El Cáncer puede ser prevenible, tratable y curable

De los aproximadamente 100 tipos diferentes de cáncer, la mayoría son curables si se detectan en etapas tempranas?

Sin embargo, en México, el 60% de los casos son detectados en etapas avanzadas, lo que complica su tratamiento y no garantiza su remisión.

Cáncer de mama y medicina genómica

Gracias a los nuevos tratamientos y la detección temprana, la tasa de supervivencia relativa a cinco años para las mujeres con cáncer de mama es de aproximadamente 90 por ciento.

Existe evidencia de que el cáncer es una enfermedad del genoma, el 20% de cáncer de mama es hereditario y familiar y el 80% es de aparición esporádica?

Existen pruebas genómicas para: Detectar si un cáncer de mama se va o no a presentar independientemente de la carga genética de las personas, y así prevenir su aparición.

Con los resultados obtenidos, puede tratarse de manera personalizada y con los fármacos adecuados un cáncer que ya ha aparecido. Se ha descubierto que el cáncer de mama puede ser de 4 tipos moleculares: esto determina la evolución de cada tumor y su respuesta a los fármacos.

Si en la familia existe la presencia de diversos canceres, es recomendable realizarse la prueba de portador de mutaciones de cáncer hereditario, ya que cuando un cáncer se diagnostica de manera temprana, la sobrevida aumenta enormemente a través del tratamiento oportuno.

Genetest

Ofrece la prueba de Cáncer Hereditaria para detectar mutaciones en 30 genes asociados a 7 tipos de cáncer, incluidos BRCA1 y BRCA2.

diversos factores involucrados en el desarrollo de cáncer, siendo el factor genético el más sobresaliente de esta enfermedad.

Cáncer Esporádico: se refiere al cáncer que ocurre debido a mutaciones espontáneas que se acumulan en la vida de una persona. El cáncer esporádico no se puede explicar por una sola causa. Existen varios factores como el envejecimiento, el estilo de vida o la exposición ambiental, que pueden contribuir al desarrollo de cáncer esporádico.

Cáncer Familiar: este tipo de cáncer aparece con más frecuencia en una familia de lo que se espera por azar. Si bien no se ha relacionado ninguna mutación específica con estos cánceres, el cáncer familiar puede tener un componente hereditario que aún no se ha identificado.

Cáncer Hereditario: es causado por una mutación heredada. En este tipo de cáncer es común observar la recurrencia de cáncer por dos o tres generaciones, así como múltiples individuos diagnosticados con el mismo tipo de cáncer y personas diagnosticadas a una edad mucho más joven que el promedio.

Compartir esta información desde los siguientes enlaces:

También te podría gustar...