Matan en emboscada a 13 policías en Aguililla

Se trató de una meticulosa emboscada contra la policía estatal en las proximidades del paraje El Aguaje, en el municipio michoacano de Aguililla, una de las sedes de los diferentes cárteles que se han sucedido como los más poderosos del pacífico. El resultado es claro: 13 policías estatales muertos a tiros, vehículos inutilizados y utilizados como escaparates para dejar mensajes del crimen organizado.

Las versiones iniciales hablan de que el convoy iba en busca de un criminal sobre el que pesaba orden de aprehensión. Luego, el gobierno de Silvano Aureoles indicó que se investigaría a la Policía de Aguililla ante la posibilidad de que hubiesen brindado apoyo a la delincuencia organizada.

El hecho se da cuando el presidente López Obrador, decidió que la seguridad pública sea el tema de sus conferencias matutinas. El ataque al convoy policial tuvo éxito a pesar de que había 40 uniformados en él.

El secretario de Seguridad Pública estatal, Israel Patrón Reyes, confirmó a la Agencia Quadratín la muerte de los oficiales y el despliegue de un operativo a la zona.

Aguililla es un enclave importante en la geografía del narco, de cara a una zona serrana, es estratégico para el movimiento de amapola, mariguana y los valiosos cargamentos de materiales provenientes del Pacífico, especialmente los relacionados con el cristal.

Está allí el poder del Mencho, el nuevo jerarca del narco en Jalisco y Michoacán, un narco más de los muchos otros que se hicieron muy conocidos en la zona y que, por la importancia del enclave, será remplazado una vez que sea detenido o abatido.

El Mencho se traslada habitualmente entre Michoacán y Jalisco luego de que el llamado Cártel Jalisco Nueva Generación asumiera el rol hegemónico entre los grupos delincuenciales.

El gobernador Silvano Aureoles y la secretaria de Gobernación federal Sánchez Cordero indicaron que se actuará de inmediato contra los responsables. El gobernador dio rueda de prensa para comentar que esto “no quedará impune” y que trabajan las instancias correspondientes en la zona para determinar cómo ocurrieron los hechos. Parte de la preocupación es, justamente, que los estatales hayan sido enviados a una trampa en la que participaron otros uniformados.

El gobernador atribuyó el suceso también al hecho de que el cabildo de Aguililla no ha firmado acuerdo de colaboración policial.

En la zona de la tierra caliente michoacana hay un ambiente de tensión entre los habitantes por el temor de que en cualquier momento puedan resurgir eventuales nuevos hechos de violencia.

La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Michoacán pidió al Fiscal General de la entidad, Adrián López Solís que realice una investigación a fondo y hasta sus últimas consecuencias, para que conforme a la ley sean castigados quienes resulten responsables del múltiple asesinato.

Los pistoleros se dieron a la fuga con rumbo desconocido. Hay evidencia de que usaron armas de grueso calibre entre las que destacan casquillos calibre .50, .223 y .762 que usan los Barret y los rifles de alto poder conocidos como cuernos de chivo.

Compartir esta información desde los siguientes enlaces:

También te podría gustar...