La Habana impone un toque de queda para combatir coronavirus


Las autoridades cubanas iniciaron un plan de medidas estrictas por 15 días en La Habana para combatir un rebrote del coronavirus y acabar con la propagación en la capital.

Desde las 19:00 horas y hasta las 05:00 horas del día siguiente no podrá circular ningún automóvil ni transeúnte por la ciudad, informó el Gobierno. La urbe además estará “cerrada” hacia otras provincias en cualquier horario y se instalarán puntos de control para evitar movimientos.

Quien rompa el toque de queda será multado con entre 80 y 120 dólares, monto que supera el salario medio, que en la isla ronda los 45 dólares.

En el caso de los niños, ancianos y personas con discapacidad, no podrán salir a la calle en ningún momento; también se restringirá el uso de áreas recreativas y deportivas, no se podrá ingerir bebidas alcohólicas en lugares públicos y no se permitirán fiestas de ningún tipo.

Las nuevas medidas se mantendrán más allá del 15 de septiembre en caso de que no se logre contener la propagación del coronavirus, que desde marzo ya acumula cuatro mil 065 casos y 95 fallecidos.

La ciudad de más de dos millones de habitantes, epicentro del COVID-19 en Cuba, tuvo que cancelar su reapertura tras varios rebrotes extendidos hacia otras regiones de ese país.

En el resto de la isla, la mayoría de los territorios se encuentran en la tercera y última fase del plan nacional de reapertura.

Compartir esta información desde los siguientes enlaces:

También te podría gustar...