Gobierno Potosino acciona convenio para Proteger Mujeres Indígenas contra la Violencia

Centro de Justicia para las Mujeres y Casa de Mujeres Indígenas firman convenio de colaboración para fortalecer la prevención, la sensibilización y la capacitación en temas de violencia de género.

Con el propósito de contribuir al desarrollo integral de las mujeres indígenas y prevenir la violencia de género en la zona Huasteca, el nuevo Gobierno de San Luis Potosí, a través del Centro de Justicia para las Mujeres (CJM), suscribió un convenio de colaboración con la Casa de Mujeres Indígenas (CAMI) “Maseual Siukalli Yankuikej SiuameJcivil”, para realizar acciones conjuntas de prevención, sensibilización y capacitación que propicien una cultura de respeto.

El acuerdo fue signado por la coordinadora general del CJM y por la titular de la Casa de Mujeres Indígenas, Araceli Hernández Cruz. Dentro de los compromisos que se abordaron está el brindar acompañamiento a mujeres en trámites y procesos jurídicos a través del personal de dicho Centro, así como brindar refugio en su estancia temporal a las mujeres indígenas que podrían estar en alto riesgo.

Asimismo, se dará capacitación a quienes atienden la Casa de Mujeres Indígenas en temas de prevención de la violencia de género, derechos humanos de las mujeres y equidad de género, y se asistirá al Centro de Justicia para las Mujeres con intérpretes certificados para las hablantes de la lengua náhuatl durante un proceso jurídico, informó la titular de la dependencia estatal.

Subrayó que las acciones que se realizarán en conjunto serán benéficas no sólo para las comunidades indígenas situadas en el municipio de Axtla de Terrazas, donde se encuentran las instalaciones de la Casa de Mujeres Indígenas, o del municipio de Matlapa, donde se encuentra la oficina regional del Centro de Justicia para las Mujeres, sino para las comunidades de toda la Huasteca potosina.

Destacó que San Luis Potosí es el segundo Estado en el país en contar con un Centro de Justicia para las Mujeres que atiende a la población indígena en situación de violencia, y que tan sólo en el último trimestre del 2021 atendió a más de 430 usuarias de primera vez y seguimiento.

“Para el Centro de Justicia la firma de este convenio representa la unión de esfuerzos entre dos instituciones que trabajan para garantizar la protección de mujeres indígenas ante la violencia, con perspectiva intercultural y de género”, finaliz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.