“Sin señas particulares” triunfa en unos desangelados Premios Ariel

El viaje a la frontera de Estados Unidos de Magdalena, una mujer que busca a su hijo desaparecido inspirada en hechos reales, a través del cual nos muestra el terror y miedo del infierno en que se ha convertido el país, es la historia ganadora de este año de los Premios Ariel, que entrega anualmente la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC).

Se trata de Sin señas particulares, la ópera prima de la cineasta Fernanda Valadez que el año pasado hizo historia al convertirse en el cuarto filme mexicano en ganar el premio Horizontes Latinos del prestigioso Festival Internacional de Cine de San Sebastián, además de ser ovacionado en los diversos festivales en los que participó.

El filme se llevó nueve de las 16 estatuillas a las que aspiraba en la edición 63 de la fiesta más importante del cine mexicano que tuvo su ceremonia más triste y desolada en muchos años pues estuvo caracterizada por la ausencia de ya no solo de los nominados sino de los ganadores que fueron silenciados de sus tradicionales discursos de la premiación.

La entrega se realizó en una transmisión televisiva emitida por el Canal 22 a nivel nacional y por las plataformas digitales de la Academia la cual estuvo dividida en tres actos enlazados por momentos emotivos como el memorial del talento fallecido en el último año, y la entrega de los Arieles de Oro para el productor y sonidista Fernando Cámara y la primera actriz Ofelia Medina, los únicos que tuvieron espacio para hablar al momento de recibir el premio. En cada ciclo se anunciaron a los ganadores de cada categoría de forma consecutiva y sin espacio para presencia digital de los ganadores como ocurrió en la edición pasada de la ceremonia.

Dentro de los premios que se llevó Sin señas particulares destacan los principales a la Mejor Película, Dirección para Fernanda Valadez y Actriz para su protagonista Mercedes Hernández. Los otros seis premios que ganaron fueron a Mejor Ópera Prima, Mejor Guion Original, Mejor Fotografía, Mejor Edición, Mejores Efectos Visuales y Mejor Coactuación Masculina para David Illescas.

La segunda película más ganadora fue El baile de los 41 que recibió un total de cuatro premios incluida la sorpresiva victoria de Alfonso Herrera como Mejor Actor, los otros premios fueron en Mejor Maquillaje, Vestuario y Diseño de Arte. Mientras que Los lobos, que venía como la segunda favorita a la competencia se llevó a casa solo un par de premios: Mejor Coactuación Femenina para Cici Lau y Mejor Música para Kenji Kishi Leopo. Un par de premios también ganó Selva trágica: Mejor Sonido y Mejor Revelación Actoral para su protagonista Indira Andrewin.

El resto de los premios se repartieron de la siguiente manera: Mejores Efectos Especiales para Nuevo Orden; Mejor Corto de Ficción para Bicho de Pablo Giles y Asoleadas de Nadia Ayala; Mejor Corto Documental para Están en algún sitio de Pablo Tamez; Mejor Corto de Animación para La casa de la memoria de Sofía Rosales; Mejor Guion Adaptado para Perdida; Mejor Película Iberoamericana para El agente topo de Maite Alberdi (Chile); Mejor Película Animada para Un disfraz para Nicolás de Eduardo Rivero y Mejor Documental para Las tres muertes de Marisela Escobedo de Carlos Pérez Osorio.

Finalmente vale la pena recordar el discurso que dio Mónica Lozano en torno a las peticiones de la comunidad fílmica a las autoridades: “Necesitamos que las obligaciones existentes en la Ley vigente, como la reserva del 10% del tiempo total de exhibición para el cine mexicano, sean una realidad y no solo letra muerta”, dijo.

Compartir esta información desde los siguientes enlaces:

También te podría gustar...