“Es hora de que Hollywood asuma su responsabilidad”: Comunidad afroamericana

Después del asesinato de George Floyd bajo la custodia de la policía de Minneapolis el mes pasado, las compañías de entretenimiento de Hollywood enviaron una serie de declaraciones en apoyo de la lucha del movimiento Black Lives Matter contra la brutalidad policial y el racismo sistémico. Pero para la comunidad afroamericana de la industria del entretenimiento no es suficiente.

Algunas personalidades se unieron a las manifestaciones que surgieron ante el trágico acto policiaco entre ellos el actor Kendrick Sampson, quien transmitió en vivo, en su cuenta de Instagram, como fueron reprendidos en Los Ángeles y se ve como el actor es golpeado por un bastón de policía: “Ya me dispararon cuatro veces. Ya me lastimé y me golpearon”, dijo Sampson, sobre las balas de goma que recibió.

Ahora el actor escribió una carta a las autoridades de la industria de Hollywood, como sus principales estudios, en representación de la comunidad afroamericana, con las firmas de más de 300 personalidades y organizaciones, en la que exigen que se detengan los proyectos en los que “criminalizan” a la población afroamericana y “glorifican” la violencia y corrupción social.

“Hollywood tiene un privilegio como industria creativa para imaginar y crear. Tenemos una influencia significativa sobre la cultura y la política. Tenemos la capacidad de usar nuestra influencia para imaginar y crear un mundo mejor. Sin embargo, histórica y actualmente, Hollywood fomenta la epidemia de violencia policial y la cultura anti-negros”, dice el texto.

“La forma en que Hollywood y los principales medios de comunicación han contribuido a la criminalización de los negros, la tergiversación del sistema legal y la glorificación de la corrupción y la violencia policial ha tenido graves consecuencias en las vidas de los negros. Esto incluye historias que demonizan nuestra salud mental como violenta”, añade.

La comunidad responsabiliza directamente a las producciones de fomentar los actos violentos de la sociedad: “Estas historias contribuyen a los asesinatos de personas negras como Deborah Danner, quien fue asesinada por el sargento de Nueva York. Hugh Barry También incluye la perpetuación de historias transfóbicas que se utilizan para justificar el asesinato de Tony McDade en Florida, Nina Pop en Missouri, Dominique Fells en Filadelfia y Riah Milton en Ohio. Debemos poner fin a la exaltación de oficiales y agentes que son brutales y actúan fuera de la ley como héroes. Estas representaciones alientan a policías como Derek Chauvin, el asesino de George Floyd”, enfatiza la carta.

“La falta de un verdadero compromiso con la inclusión y el apoyo institucional sólo ha reforzado el legado de Hollywood de la supremacía blanca. Esto no es solo en la narración de cuentos. Es cultural y sistémico en Hollywood”, dice.

“Nuestros sindicatos no consideran ni defienden nuestras luchas específicas e interseccionales. Los sindicatos son aún peores para nuestro equipo por debajo de la línea, especialmente para las mujeres negras. Los estudios de Hollywood y las compañías de producción que explotan y se benefician de nuestras historias rara vez tienen ejecutivos negros de alto nivel con poder de luz verde”, añade.

El comunicado también saca a la luz una doble moral sobre el discurso de inclusión de los últimos años, pues ante la mirada pública se muestra una cosa, pero en el interior del manejo de la industria se tiene otra. Según un informe sobre diversidad en Hollywood publicado en febrero por la Universidad de California, Los Ángeles (UCLA), las personas de color tomaron el 27,6 por ciento de los papeles principales en las mejores películas para 2019, casi el triple del porcentaje en 2011.

“Incluso con los recientes éxitos de las películas y la televisión producidas y dirigidas por afroamericanos, los mitos de las ventas internacionales limitadas y la falta de universalidad de las historias dirigidas por negros se utilizan para reducir nuestro contenido a presupuestos más pequeños y campañas de marketing inadecuadas”, asegura la carta.

“Los blancos constituyen el grupo demográfico racial más pequeño del mundo, pero sus historias son vistas como universales a nivel internacional. Cuando tenemos la rara oportunidad de contar nuestras historias, nuestros procesos de desarrollo, producción, distribución y comercialización a menudo se ven empañados, filtrados y manipulados por la mirada blanca”, agrega.

Es entonces que la comunidad exige a la industria de cine y televisión a asumir su responsabilidad en la influencia social para cambiar las cosas: “Debido a que Hollywood ha sido una gran parte del problema, exigimos que sea parte de la solución. Nosotros, como personas negras, aportamos un valor cultural y económico inmenso e inconmensurable a la industria. También sufrimos la opresión perpetuada por esta industria. Tenemos todo el derecho de exigir este cambio”.

“Exigimos que demuestre mejor que Black Lives Matter le importa a Hollywood al tomar medidas audaces para afirmar, defender e invertir en vidas negras. Siga los ejemplos del Distrito Escolar de Minneapolis, las Escuelas Públicas de Denver, la Universidad de Minnesota y muchas otras instituciones para deshacerse del sistema policial e invertir en la comunidad negra”.

Las demandas específicas incluyeron abolir el empleo de oficiales de policía en los sets y presionar a las autoridades de la ciudad de Los Ángeles para que reduzcan los presupuestos para la policía: “Nosotros, como personas negras, aportamos un valor cultural y económico inmenso, inconmensurable a la industria. También estamos sufriendo la opresión perpetuada por esto. industria. Tenemos todo el derecho de exigir este cambio”, dice la carta.

Hacia el final del mensaje hace énfasis en el peso de la industria para el proceso de cambio en la lucha contra la discriminación: “Es hora de que Hollywood reconozca su papel y asuma la responsabilidad de reparar el daño y ser una parte proactiva del cambio”, señala.

Los firmantes de la carta del martes incluyeron grupos de campaña Black Lives Matter y Color of Change, así como los actores Viola Davis, Tiffany Haddish, Janelle Monae, Mahershala Ali, Laverne Cox, Cynthia Erivo y Chadwick Boseman, entre otros.

Compartir esta información desde los siguientes enlaces:

También te podría gustar...