Comunidad cinematográfica mexicana crea fondo de emergencia contra el Covid-19


La Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC), más de 40 productoras y algunas figuras representativas del cine mexicano, encabezados por Alejandro González Iñárritu (pero entre las que también se encuentran Guillermo del Toro, Salma Hayek y Alfonso Herrera), dieron a conocer la creación de Sifonóforo, un fondo de emergencia para apoyar al sector más vulnerable de la industria del cine mexicano.

“Sifonóforo es un organismo marino, que, aunque parece que es un organismo individual está conformado por muchos organismos, que de alguna forma habitan en el fondo en la oscuridad, pero producen su propia luz y cada uno cumple sus propias funciones. Eso es la comunidad cinematográfica”, así describió González Iñárritu, en conferencia de prensa, al espíritu de este fondo fílmico.

En conferencia de prensa vía remota, Mónica Lozano, presidenta de la AMACC, habló del estado de emergencia que vive el cine mexicano a causa de la contingencia que se ha generado a causa de la pandemia por el Covid-19, que ha detenido la producción de 46 proyectos, entre largometrajes de ficción, documental y series de televisión:

Es por eso que se creó el fondo Sifonóforo, que actualmente cuenta con 10 millones de pesos para apoyar a los trabajadores fílmicos, pues se calcula que un aproximado de 30 mil familias dependen de la industria que actualmente está paralizada: “Este fondo nace como un acto de solidaridad para los más vulnerables y frágiles de la comunidad: la gente que tiene menores sueldos, la de más edad, la que tiene problemas de salud. Nace para mostrar el poder de la unión, que es lo más importante en todo momento”, expresó Iñárritu.

“La gente que hace el cine es una tribu y es una tribu frágil en donde hay una cantidad de oficios ordinarios, otros extraordinarios y otros sumamente especializados que toman años para poderse llevar a cabo (…) Es un arte en el que se hacen sueños, se construyen edificios y empresas en cinco semanas o 20, con 100 o 200 personas (…) Por eso esta pausa pone en peligro de extinción a esta tribu de gitanos que somos, que es una industria grande de 30 mil personas”, agregó el cineasta.

El multipremiado cineasta destacó el sentido de unidad de la industria en una iniciativa que llega después de que el Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE), anunció el 14 de mayo que, “como todas las instituciones” debería modificar su presupuesto anual debido a la contingencia sanitaria.

“Lo que hace único es que nace de quienes lo conformamos, sin esperar a que llegue un apoyo gubernamental o de una corporación. Es una forma de agarrarnos las manos todos, para, de alguna forma, hacer una red de protección porque todos estamos afectados pero los más frágiles pueden caer a un piso muy sólido de cabeza y de cara”, dijo Iñárritu.

Durante la conferencia, Inna Payán habló en representación de productores independientes, sobre la repercusión que tiene el cine mexicano en la actualidad, tomando referencia del Anuario Estadístico del Cine Mexicano recién presentado y la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica (Canacine):

“Tan solo en 2019 se realizaron 216 largometrajes y al menos 49 series, la cifra más alta en nuestra historia. El cine, en 2018, generó 30 946 puestos de trabajo, lo que representa un incremento de 37 por ciento con lo que se generaba en 2010, de los cuales el 40.6 por ciento de ellos corresponden a mujeres”, dijo.

“El 73 por ciento es contratado de manera temporal por proyecto, por lo tanto, estamos hablando de personas no dependientes de una razón social. Adicional a esto, el cine genera miles de empleos no directos y una derrama económica considerable, ya que repercute en múltiples y diversos sectores entre los que podemos señalar alimentación, transporte, seguridad, renta de inmuebles, textil y hotelera, por mencionar tan solo algunos”, añadió.

Por su parte el productor Julio Chavezmontes invitó a la comunidad fílmica a sumarse con donativos para la causa mientras que el también productor Leonardo Zimbrón detalló algunos puntos de la convocatoria, a la cual no podrán acceder quienes hayan sido beneficiados anteriormente por el incentivo que dio Netflix:

“Las solicitudes se realizarán a través de la plataforma digital de la AMACC. La convocatoria estará abierta durante dos meses y a partir de su publicación comenzaremos a revisarlas y a trabajar lo más rápido posible para ayudar a las personas que lo necesiten. La convocatoria estará abierta hasta que se agoten los recursos asignados”, dijo Zimbrón.

El apoyo económico será de un monto único de 20 mil pesos para cada uno de los beneficiarios, que serán elegidos por una línea de criterios que se pueden ver completos en el link www.amacc.org.mx/sifonoforo, con un sistema que “se basa en un sistema de puntos, donde los requisitos que se van subiendo a la plataforma van sumando puntos, con la finalidad de distinguir a las personas que con más urgencia necesitan una ayuda y que queremos apoyar en primera posición”, compartió el producto.

La finalidad es apoyar a trabajadores “debajo de la línea, que trabajen en esquema de pago semanal o quincenal (…) Que no estén trabajando actualmente, o por lo menos desde el 15 de marzo del 2020, que su única fuente de ingresos previo al 15 de marzo haya sido la prestación de servicios profesionales a producciones cinematográficas o a series de televisión”, entre otros lineamientos.

Finalmente, Zimbrón también explicó que actualmente se trabaja en “un protocolo de seguridad en representación de todas las asociaciones de productores, que ahora se está revisando en el IMSS, se pretende que sea un protocolo base para las empresas y la producción, una vez que se nos permita regresar a filmar”, dijo.

Además, “estamos en pláticas con distintas aseguradoras porque el día que regresemos debemos regresar protegidos para la situación que estamos viviendo y es algo que marcará nuevos modelos de seguridad de aquí al futuro”, concluyó.

Compartir esta información desde los siguientes enlaces:

También te podría gustar...