Se suicida John Geddert, ex entrenador de gimnasia de EU tras ser acusado por violación


John Geddert, ex entrenador responsable de la selección femenil de gimnasia artística estadunidense, campeona olímpica en los Juegos de Londres 2012, se suicidó este jueves horas después de ser formalmente acusado por la procuradora (fiscal) del estado de Michigan de 24 delitos, la mayoría de ellos por tráfico y maltrato de personas, dos por delitos sexuales, uno por organización criminal y otro por mentir a la policía.

El ex entrenador, de 63 años, recibió 24 cargos por abusos físicos, verbales y sexuales a una veintena de víctimas entre 2008 y 2018 en su club de gimnasia Twistars, ubicado cerca de Lansing, Michigan, sin embargo, no llegó a la justicia porque se suicidó.

La fiscal de Michigan, Dana Nessel, confirmó que el cuerpo de John Geddert fue encontrado sin vida tras hacerse públicas las denuncias en su contra.

LAS ACUSACIONES. Al ex entrenador se le fincaron dos cargos de agresión sexual en primer grado, ambos relacionados con una atleta no identificada de entre 13 y 16 años, con penas que podían llegar a cadena perpetua.

Las gimnastas lo acusaron de conocer y permitir los abusos sexuales de Larry Nassar en su gimnasio. Otras ex gimnastas le atribuyeron malos tratos físicos y psicológicos, y dos de ellas también abusos sexuales.

La fiscalía explicó que el trato que Geddert daba a las jóvenes gimnastas puede constituir trata de personas “ya que al parecer sometía a sus atletas a trabajos o servicios forzados en condiciones extremas que contribuían a que sufrieran lesiones y daños”.

Geddert trabajaba en el mismo club que trabajaba del médico Larry Nassar, ex médico del equipo de EU de gimnasia, quien fue protagonista de uno de los mayores escándalos del deporte estadunidense al conocerse que abusó sexualmente de más de 200 atletas a lo largo de dos décadas, delitos por los que fue condenado en 2018 a entre 40 y 125 años de prisión.

Geddert fue investigado a raíz de sus estrechas relaciones personales y profesionales con Nassar, quien solía cometer los abusos con el pretexto de sus tratamientos médicos. Entre las víctimas de Nassar hubo varias gimnastas de alto nivel, como la cuatro veces campeona olímpica Simone Biles.

Muchas de esas jóvenes acusaron a Geddert, que también era entrenador personal de la gimnasta Jordyn Wieber, de obligarlas a someterse a los tratamientos de Nassar.

En 1996, Geddert fundó uno de los centros de entrenamiento con más prestigio en Estados Unidos, Twistars USA, que regentaba con su mujer. Decenas de gimnastas le caracterizaron como un entrenador muy exigente que las presionaba con mediante la intimidación y que, a menudo, traspasaba la línea del abuso. Traspasó la propiedad del gimnasio a su esposa, pero ésta finalmente vendió la instalación.

Compartir esta información desde los siguientes enlaces:

También te podría gustar...