Adiós Lima, hola Santiago

Con danzas de bailarines disfrazados como piezas de arte prehispánicas, Lima cerró ayer los Juegos Panamericanos de 2019 tras 17 días de competencias y le entregó la posta a Santiago, que organizará la justa continental en 2023.

A la ceremonia de clausura en el Estadio Nacional de Lima asistieron los atletas de los 41 países y territorios americanos que compitieron en los Juegos. Los deportistas ingresaron al campo alzando banderas de sus naciones  y se tomaron fotografías con la antorcha panamericana todavía encendida, mientras las pantallas gigantes del estadio exhibían videos de algunas las competencias.

En el palco de honor estaban el presidente peruano Martín Vizcarra, su par chileno Sebastián Piñera, el alcalde limeño Jorge Muñoz, así como el titular de la Organización Deportiva Panamericana (Odepa), Neven Ilic y el jefe del Comité Organizador de Lima 2019, Carlos Neuhaus.

Más de mil bailarines participaron en las danzas disfrazados de piezas de arte de la cultura mochica. También hubo bailes y música incas, aymaras y de otras culturas de Perú.

La llama panamericana fue apagada mientras una pareja bailaba una marinera, danza tradicional peruana que simboliza el romance.

El programa incluyó tres artistas chilenos: el dúo Power Peralta, integrado por los hermanos Gabriel y Raúl Peralta, junto a la cantante Francisca Valenzuela, como carta de presentación del país que albergará a los Panamericanos de 2023. El cierre del espectáculo estuvo a cargo del cantante peruano Gian Marco.

Compartir esta información desde los siguientes enlaces:

También te podría gustar...